Diferencias clave entre Lumineers y carillas de porcelana

Tanto los Lumineers como las carillas de porcelana son tipos de carillas dentales que se utilizan para mejorar la apariencia de los dientes. Si bien comparten algunas similitudes, existen diferencias importantes entre los dos que debes comprender si estás considerando cualquiera de los tratamientos cosméticos. Este artículo destacará 5 diferencias clave entre lumineers y carillas de porcelana para que pueda decidir cuál es mejor para su situación particular. Para empezar, definiremos ambos tratamientos cosméticos antes de profundizar en las principales diferencias.

¿Qué son las carillas de porcelana?

Las carillas de porcelana son finas láminas de cerámica que tienen una forma y un color personalizados específicos para cada paciente. Están diseñados para cubrir la superficie frontal de los dientes, abordando problemas como la decoloración, la desalineación y los espacios. Las carillas de porcelana convencionales tienen un espesor de entre 0,5 y 1 mm. Esto requiere la eliminación de parte de la estructura dental natural (esmalte y dentina), normalmente entre 0,5 y 1,5 mm. Por lo tanto, las carillas de porcelana se consideran más invasivas que los Lumineers o las carillas sin preparación. Click aquí para aprende más.

¿Qué son los Lumineers? 

Al igual que las carillas de porcelana convencionales, las Lumineers son carillas ultrafinas hechas de cerámica que se adhieren a la parte frontal de los dientes para mejorar su apariencia y abordar problemas estéticos como decoloración, espacios o desalineaciones. Los luminarias miden entre 0,3 y 0,5 mm de espesor. Esto permite colocarlos sobre los dientes existentes con muy poca (normalmente sólo 0,5 mm o menos) o ninguna eliminación de la estructura dental. La delgadez de los Lumineers es un beneficio importante porque conduce a un procedimiento mínimamente invasivo. Se puede conservar una mayor parte de su diente natural en comparación con las carillas de porcelana convencionales.

5 diferencias clave entre carillas convencionales y lumineers

Cuando se busca una nueva sonrisa, es fundamental comprender los matices entre las carillas y los Lumineers. En esta sección, exploraremos cinco diferencias clave que distinguen estas dos opciones populares de odontología cosmética. Desde su composición hasta el grado de preparación dental requerida, profundizar en estas distinciones permitirá a las personas tomar decisiones informadas con respecto a su viaje de transformación de la sonrisa. Ya sea que esté considerando carillas o Lumineers, descubrir estos factores diferenciadores le brindará información valiosa sobre qué opción se adapta mejor a sus necesidades dentales y preferencias estéticas únicas.

1. Espesor

Los lumineers son más delgados y requieren la extracción de menos dientes naturales. Con un espesor de entre 0,3 y 0,5 mm, los Lumineers son carillas extremadamente delgadas que se pueden aplicar con una eliminación mínima o nula de la estructura dental, generalmente 0,5 mm o menos. Esto permite conservar una mayor parte del diente natural.

Las carillas de porcelana son más gruesas y requieren una mayor extracción del diente original. Las carillas de porcelana tienen un espesor entre 0,5 – 1 mm. Esto requiere extraer una mayor parte del diente existente, generalmente entre 0,5 y 1 mm, para acomodar la carilla.

Por tanto, las carillas de porcelana son más invasivas que los lumineers en términos de reducción de dientes. Sin embargo, los dentistas pueden recomendar carillas de porcelana en lugar de lumineers para dientes muy deformados que requieren una remodelación significativa.

2. Reducción de dientes

Los Lumineers son adecuados para pacientes con dientes mínimamente manchados o descoloridos que sólo requieren pequeños cambios cosméticos. Los Lumineers finos pueden enmascarar las manchas o la decoloración de los dientes sin alterar drásticamente la forma del diente. Sólo se requiere una remodelación mínima.

Por otro lado, las carillas de porcelana son una mejor opción para dientes muy deformados, torcidos o astillados y que requieren cambios estructurales importantes. El material de porcelana más grueso puede restaurar y recrear mejor la forma y el contorno adecuados de los dientes en comparación con los Lumineers ultrafinos. Las carillas de porcelana son altamente personalizables para imperfecciones dentales importantes.

3. Temporización

Dado que los Lumineers, en su diseño único de preparación mínima, casi no requiere la extracción de dientes durante el proceso de aplicación, la necesidad de provisionales se elimina de manera efectiva.

Por el contrario, las carillas tradicionales suelen implicar la eliminación de una pequeña cantidad de esmalte, lo que resulta en un procedimiento más invasivo que requiere temporales.

Las restauraciones temporales sirven como marcadores de posición para los dientes, mientras que las restauraciones permanentes se elaboran meticulosamente en el laboratorio dental, lo que garantiza una transición perfecta y protección para los dientes tratados. La ausencia de contemporización en el proceso de Lumineers no sólo agiliza el tratamiento general sino que también contribuye al atractivo de esta opción de odontología cosmética para quienes buscan una solución de mejora de la sonrisa más rápida y conveniente.

4. Translucidez

Las luminarias tienen una apariencia natural y translúcida debido a su material cerámico ultrafino. Esto les permite imitar más fielmente la refracción de la luz de los dientes reales. Los lumineers son casi indistinguibles de los dientes naturales.

Por el contrario, las carillas de porcelana tienen un color blanco más sólido y opaco porque la porcelana es más densa y menos translúcida. Las carillas de porcelana a veces pueden parecer más artificiales o emitir una apariencia "calcárea" en comparación con los Lumineers si no se combinan cuidadosamente con el tono natural del diente.

Sin embargo, las carillas de porcelana de alta calidad creadas por un dentista experimentado aún pueden dar como resultado una sonrisa de apariencia muy natural.

5. Costo

Los Lumineers generalmente oscilan entre $800 y $2000 por diente. Dado que la reducción de dientes es mínima o nula, el proceso requiere menos tiempo en el sillón dental, lo que genera un costo general más bajo que las carillas convencionales. Esto también puede reducir el número total de visitas para completar el procedimiento, normalmente 2 visitas.

Las carillas de porcelana suelen costar entre $1200 y $2500 por carilla. La porcelana es un material dental de alta gama que requiere más esfuerzo para personalizar su forma y adaptarla a los dientes circundantes. El arte y la mano de obra adicionales dan como resultado un precio más alto para las carillas de porcelana. Las carillas tradicionales normalmente pueden requerir de 3 a 4 visitas para completarse.

Resumen final: diferencias críticas entre carillas y lumineers

Si bien los Lumineers y las carillas de porcelana son tipos similares de carillas dentales, tienen diferencias clave en su grosor, apariencia, usos, costo, temporización, número de visitas y tiempo de aplicación. Considere su situación y necesidades dentales particulares para decidir qué opción puede funcionar mejor para usted. Consulte con su dentista para determinar si es candidato para cualquiera de los tratamientos cosméticos. El Dr. Rafael Morales, un dentista cosmético experimentado con amplia experiencia tanto en Lumineers como en carillas de porcelana convencionales, puede brindar información valiosa basada en sus años de experiencia.

Envíenos un mensaje de texto para una consulta de cortesía

campo nuevo

7 + 4 =