¿Cómo se pone una corona en un diente? Una guía paso a paso

Colocarse una corona dental es un procedimiento común recomendado por los dentistas para restaurar y proteger los dientes dañados o desgastados. Una corona, a veces llamada tapa dental, es una “tapa” con forma de diente que se coloca sobre un diente para cubrirlo. Las coronas suelen estar hechas de cerámica, metal o una combinación de ambos materiales. El propósito de una corona es fortalecer el diente dañado, mejorar su forma y apariencia y protegerlo de daños mayores. Las coronas se pueden usar para reparar dientes agrietados, astillados, deformes, con caries grandes o que hayan recibido tratamiento de conducto. Si su dentista recomienda una corona para su diente, significa que falta parte de la estructura dental original o está comprometida. La corona restaurará la forma, función e integridad del diente. Saber cómo se coloca una corona en un diente le ayudará a comprender el proceso paso a paso para colocar una corona dental.

Evaluación de la necesidad de una corona dental 

Si se pregunta cómo se coloca una corona en un diente, probablemente significa que su dentista ha evaluado que una corona beneficiaría a uno de sus dientes. Pero, ¿cómo determinan los dentistas si un diente necesita una corona? Hay varias razones por las que un dentista puede recomendar la colocación de una corona en un diente:

Grandes cavidades – Si una caries es muy grande, es posible que no quede suficiente diente natural para soportar el empaste. Una corona cubre todo el diente para protegerlo.

Dientes agrietados o rotos – Las grietas o fracturas debilitan la estructura del diente. Las coronas reparan los dientes dañados y evitan que se agrieten más.

Dientes desgastados – Años de rechinamiento o desgaste ácido pueden hacer que los dientes se vuelvan más pequeños, más delgados y más transparentes. Las coronas restauran el tamaño, la forma y la función.

Terapia de conducto radicularpy: después de una endodoncia, un diente es más frágil y propenso a agrietarse o romperse. Una corona ayuda a proteger el diente.

dientes deformes – Las coronas pueden remodelar dientes que tienen formas extrañas, torcidas o superficies irregulares.

Implantes dentales – Las coronas dentales se colocan encima de los implantes para proporcionar un diente artificial estéticamente agradable y de sensación natural.

Si su diente presenta alguna de estas condiciones, es posible que le recomienden colocarle una corona. El procedimiento de corona restaura la fuerza, función e integridad de los dientes dañados.

Preparación del diente para la colocación de la corona

Una vez que se ha establecido la necesidad de una corona dental mediante una evaluación integral, el siguiente paso crucial es preparar el diente para el procedimiento de colocación de la corona. El dentista inicia este proceso eliminando meticulosamente cualquier estructura dental deteriorada o dañada. El objetivo es crear una base estable para la corona, asegurando un ajuste y una longevidad óptimos. Para garantizar la comodidad del paciente durante este procedimiento, se administra anestesia local para adormecer el área afectada. Este paso no sólo minimiza cualquier posible molestia sino que también permite al dentista trabajar con precisión. La eliminación de las porciones cariadas es una fase delicada pero esencial, que sienta las bases para la colocación exitosa de la corona dental. Esta cuidadosa preparación garantiza que la restauración final se integre perfectamente con el diente natural, proporcionando beneficios tanto funcionales como estéticos.

Impresiones dentales y combinación de colores

Una vez preparado el diente, el dentista tomará una impresión para capturar el tamaño y la forma exactos del diente preparado. Utilizando materiales de impresión tradicionales o tecnología de escaneo digital de vanguardia, el dentista captura imágenes detalladas de los contornos únicos del diente. Estas impresiones o escaneos sirven como base para crear una corona que no solo se ajuste perfectamente sino que también se alinee perfectamente con la dentición natural del paciente. La meticulosidad de este paso garantiza una comodidad y funcionalidad óptimas, minimizando cualquier problema potencial relacionado con el ajuste de la corona o la alineación de la mordida.

Igualmente esencial para lograr un resultado natural y estéticamente agradable es el arte de combinar el tono. En estrecha colaboración con el paciente, el dentista selecciona el tono perfecto para la corona teniendo en cuenta factores como el color del diente, la translucidez y la textura de la superficie. Esta atención al detalle es fundamental para combinar perfectamente la corona con los dientes naturales circundantes. Ya sea utilizando guías de colores o imágenes digitales, el objetivo es crear una restauración que sea prácticamente indistinguible de los dientes adyacentes. La precisión combinada de las impresiones y la cuidadosa combinación de colores subraya el compromiso de ofrecer no sólo una corona funcionalmente sólida sino también una que mejore la belleza general de la sonrisa del paciente.

La corona temporal

Mientras espera su corona permanente, lo que puede tardar desde unos días hasta algunas semanas, se colocará una corona temporal en su diente preparado para protegerlo. La corona temporal, a menudo hecha de acrílico o resina, mantiene la estructura del diente y lo protege de posibles daños o sensibilidad.

Gracias a los avances en la tecnología dental, algunos dentistas ahora pueden ofrecer coronas en el mismo día con diseño y fabricación asistidos por computadora (CAD/CAM). Con CAD/CAM, el dentista puede escanear digitalmente el diente preparado y utilizar tecnología de fresado para crear la corona permanente directamente en el consultorio. Esto elimina la necesidad de coronas temporales y largos trabajos de laboratorio externos. La corona fresada a medida está hecha de un bloque sólido de cerámica o material de resina compuesta. Luego se pule, se tiñe para que coincida con el color del diente y se adhiere al diente preparado, todo en el mismo día. Las coronas en el mismo día con CAD/CAM permiten a los pacientes obtener su restauración dental permanente en una sola cita. Sin embargo, esta tecnología aún no está disponible universalmente. Muchos consultorios dentales todavía dependen de laboratorios externos y coronas temporales durante el proceso de creación de la corona.

Fabricación de coronas permanentes

La elaboración de una corona dental permanente implica un proceso meticuloso que se lleva a cabo en un laboratorio dental, mostrando la sinergia de tecnología avanzada y materiales de primer nivel. Una vez que se obtienen las impresiones o escaneos, el molde digital o tradicional se envía al laboratorio dental, donde técnicos capacitados aprovechan las tecnologías de diseño asistido por computadora (CAD) y fabricación asistida por computadora (CAM). Los sistemas CAD/CAM emplean imágenes 3D para crear un modelo virtual de la corona, lo que permite una personalización precisa. Luego, el material elegido, como cerámica o porcelana, se moldea meticulosamente para que coincida con las especificaciones únicas del diente del paciente. Este proceso garantiza un ajuste preciso, una funcionalidad óptima y una apariencia natural. Si bien los métodos tradicionales de fabricación de coronas pueden tardar un par de semanas, la tecnología CAD/CAM en el consultorio acelera significativamente el proceso, permitiendo la colocación de la corona el mismo día. El uso de tecnología de vanguardia no solo agiliza los tiempos sino que también mejora la precisión y eficiencia generales de la fabricación de coronas permanentes.

Colocación final de la corona

La culminación del proceso de corona dental es la entrega de la corona final, donde la precisión y la atención al detalle ocupan un lugar central. El proceso comienza con la retirada de la corona temporal, dando paso a la permanente. El dentista evalúa cuidadosamente el ajuste y la alineación de la corona recién elaborada, asegurándose de que se integre perfectamente con el diente preparado. Para fijar la corona de forma permanente al diente preparado, se aplica un cemento de resina especializado, que forma una unión duradera que garantiza una estabilidad duradera y una integración natural. Luego se realizan ajustes meticulosos para garantizar una mordida adecuada, una funcionalidad óptima y una armonía estética con los dientes naturales. El dentista afina los contornos de la corona, asegurándose de que se alinee perfectamente con la mordida del paciente y se sienta cómoda. La corona final no sólo restaura la fuerza y funcionalidad del diente sino que también eleva la estética general de la sonrisa del paciente, brindando un resultado duradero y satisfactorio.

Y ahí lo tiene: ¡todos los detalles sobre cómo se coloca una corona en un diente! Si desea saber más, programe una consulta con el Dr. Rafael Morales en Smiles of Boca en Boca Raton, FL. Como profesional dental experimentado, el Dr. Morales puede brindarle información personalizada, abordar sus inquietudes específicas y guiarlo en el proceso de obtención de una corona dental.

Envíenos un mensaje de texto para una consulta de cortesía

campo nuevo

6 + 6 =